miércoles, 30 de enero de 2013

Curiosidades de Barcelona - I Parte

Sabemos que se utiliza a la ciudad de Barcelona como objeto de estudio en diferentes aspectos entre los que se encuentra su propio planteamiento urbanístico, pero hablaremos de ello en otro momento. 
 
De lo que quiero compartir son algunas curiorisidades de esta bonita ciudad, sobre todo de curiosidades de la Barcelona antigua, antes tengo que deciros que os armeis de paciencia porque un poco largo si que es, así que no nos demoremos y empezemos a enumerarlos:
 
1.- El Esgrafiado más antiguo:

Si nos situamos en la Plaza del Pi, justo delate de la entrada principal de la iglesia del Pi, podemos encontrar un edificio con unos magnificos esgrafiados recientemente restaurados que corresponden al gremio "Tenders Revenedors", que aunque nación en el s. XV, se instaló en este edificio en el s. XVIII. Estos esgrafiados barrocos hechos con arena de playa son los más antiguos de Barcelona. Si os fijais vemos que también hay una estatura del arcángel Sant Miquel, patrón del gremio.
 
 


2.- El "Amoret" de plástico:
 
Si nos situamos en Plaza Catalunya,  en la confluencia con Ronda Universidad y miramos a las alturas, podemos ver una escultura, un "amoret" en lo alto de la casa de Pich i Pon (1878-1937).
 
Este personaje, que fue alcalde de Barcelona, tiene varias anécdotas pero quizás la más famosa es que hizo cambiar la estatua original por otra de plástico ya que se la intentaron robar en varias ocasiones.
 
 
3.- El Ángel custudio madrileño:
 
Si bajamos por Puerta del Ángel seguro que nos preguntamos de dóndo viene este nombre. Durante la Edad Media por este lugar bajaba un riachuelo, que después torcía poara pasar por delante de La Iglesia del Pi y desemboca en el Cagalell, el riachuelo que pasaba por las Ramblas y llamada así porque a ella iban a parar todas las aguas residuales y pestilentes.
 
Cada 2 de octubre, encima de la muralla había una feria de granadas y de hecho éste era el primer día que oficialmente se podía comer esta fruta. Las mujeres embarazadas se comían una granada solicitando al santo ángel protección y buena conducta para el bebé que tenía que nacer.
 
El traslado de la imagen del santo ángel al barrio de Hostafrancs supuso también el de la feria.
 
Hoy en día observamos otra imagen, realizada por Ángel Ferrant Vázquez (Madrid, 1891-1961), escultor afincado en nuestra ciudad. Cuando, ya anciano, quiso volver a Madrid, obsequió a la ciudad con esta escultra, recordando así una de las más bellas tradiciones barcelonesas.
 
4.- El Acueducto que vio la luz:
 
Por la calle Duran i Bas llegaremos a una plaza en la cual en junio de 1988 se derribó un edificio dejando al desubierto uno de los acueductos romanos que traían agua desde el río Besòs. Estos restos forman parte de otro edificio porque los arcos de dicho acueducto se aprovecharon como cimiento de las nuevas edificaciones, dando paso a la denominación de esta barriada "la Vilanova dels Arcs".
 
 
5.- La Cana de Barcelona:
 
En una de las esquinas de la capilla románica de Santa Llùcia hay tallada una especie de columna. En la Edad Media este lugar fué utilizado como mercado y el Consell de Cent (Organismo Regulador de la ciudad) decidió colocar "simbólicamente" en forma de escultura una cana, que es una medida barcelonesa equivalente a 1555 mm, la cual indicaba que en cualquier momento podía ser comprobado cualquier objeto que allí se comercializaba y así evitar fraudes.
 
6.- Los caracoles de la catedral:
 
Cuenta la leyenda, un tanto picaresca en la que dice que el maestro constructor de la catedral tenía una esposa que le ponía los cuernos, por ello esculpió unos caracoles quisiendo indicar que conocía la infedilidad de su mujer y que él se permitía ponerle unos cuernos aún más grandes, en forma de escultura por supuesto.
 
Por ello, si pasamos justo por detrás de la catedral, vale la pena observar su torre derecha en busca de dichos caracoles.
 
 
7.- Las columnas de Hércules:
 
En la calle Paradís, justo detrás de la Catedral, encontraremos los restos de un templo romano dedicado a Augusto, aunque en un principio se creyó dedicado a Hércules. Las columnas fueron restauradas, estas se encontraban en diferentes localizaciones. Una de ellas se colocó en la actual Plaça del Rei y formaba parte del paisaje urbano. En la actualidad se encuentran en su localización original, justo en la cima del Mont Táber que en época romana formaba una pequeña península en la playa.
La rueda de molino que se puede observar en la fotográfía indica la áltura máxima de la cima donde se ubicava el templo.
 
8.- Fachada mutilada:
En la calle Ciutat podemos observar la fachada gótica del Ayuntamiento, en seguido nos daremos cuenta de su particularidad: a mediados del S. XIX, en la construcción de la nueva fachada que da a la plaza Sant Jaume, el arquitecto municipal decidió demoler la fachada de la calle Ciutat y aunque se protestó por esta, como lo diriamos..., "mutilación", parte de la arcada gótica se había derribado. Hoy podemos ver este pegote mal colocado, suerte que el resto de la puesta está entera y en su lugar.
 
 
9.- La fuente más antigua:
Desde la calle Daguería hacia la plaza de Sant Just se puede observar la fuente de agua canalizada más antigua de la ciudad de Barcelona, fuente gótica restaurada recientemente. Esta plaza fue en origen un cementerio parroquial, como todas las que rodean las iglesias del casco antiguo.
 
 
 
10.- La muralla romana:
Todos sabemos que en Barcelona hay una muralla romana, ¿una? quizás tendremos que decir dos, vamos a explicarlo: La primera muralla era pequeña y sin apenas torres de defensa y construida con grandes bloque de piedra perfectamente tallados. En el S. V hubo un ataque en la Barcino romana, no se sabe por si revueltas internas o por los germanos, lo que si se sabe es que se encontraron restos de cenizas, indicación de incendios. La primera muralla fue derribada y se apresuraron a construir otra mucho mas grande y fuerte. Para su construcción utilizaron restos de la primera muralla y restos de estatuas, viviendas, lápidas, etc...si observamos bien la muralla actual encontramos que los primeros dos metros, más o menos, pertenecen a la primera muralla, perfectamente tallada y a partir de ahí reina el caos. Se ensanchó 2 metros y construyeron más de 70 torres de 18 metros de altura, se dice que era incluso mejor que la muralla de la Tarraco romana.
 
 
11.- Un puente en la Catedral:
Observando la fachada de la Catedral desde la plaza de Sant lu podemos apreciar que conserva restos de la catedral románica y también que hay una "cicatriz", dicha cicatriz nos indica que de aquí arrancaba un puente que comunicaba con el Palacio Real Mayor para que el monarca pudiera acceder a los actos eclesiásticos sin pisar la calle.
 
 
Bien de curiosidades que podemos encontrar en esta bonita ciudad y aquí no están todas, todavía tengo algunas más que pondré en otra post ;-)...así que os espero aquí de nuevo...