lunes, 24 de junio de 2013

Arquitectura Japonesa (Precedente)

ARQUITECTURA JAPONESA

Introducción:

A partir de la presente entrada habrá una serie de “posts” en los que hablaremos de la arquitectura actual que se realiza en Japón, así como de sus arquitectos, de los que soy seguidor. Para comprender este tipo de arquitectura lo primero que tendremos que hacer es adentrarnos en esta cultura milenaria.
Empezaremos por describir brevemente la arquitectura tradicional de este país, sus aspectos más destacados así como sus diferentes etapas a lo largo de la historia, empecemos pues este viaje, espero que os guste y os atraiga como lo ha hecho conmigo.

Arquitectura Tradicional:

Aunque fuertemente influenciada por la arquitectura china, también nos enseña un número importante de diferencias y aspecto aquellos edificios que han sobrevivido hasta nuestros días y muestran evidentes signos de arquitectura japonesa premoderna como son castillos, templos budistas y santuarios Shinto.
A grandes rasgos podemos diferenciar varios periodos que son:
-       Asuka y Nara
-       Heian
-       Periodo Kamakura (Casas de té)
-       Periodo Azuchi-Momoyama / Periodo Sengoku
-       Periodo Edo
-       Periodo Meiji

Asuka y Nara:

edificio Todaiji
Los periodos Asuka y Nara (552-794 d.C.) son las épocas de la introducción, difusión y florecimiento del budismo, así como de un gran esplendor de la cultura japonesa, basándonos en esta premisa tenemos como ejemplo principal el templo privado del príncipe Shotoku (principios del siglo VII) que consistía en 41 construcciones independientes; las más importantes eran el pasillo principal de la adoración, o Kondo, y Goju-no-to (pagoda de cinco partes), situados en el centro de un área abierta rodeada por un claustro cubierto. El Kondo es una estructura en dos partes construida mediante un sistema de postes y vigas, capsulada además por una irimoya, o azotea de baldosas cerámicas.

Heian:

Pabellón jardín Templo Heian-Jingu
Los nuevos templos hechos en este periodo de cultura fueron construidos en las montañas, alejados de la corte y la capital, un poco aislados. Gracias al tipo de suelo, con desniveles y sus desventajas fue que los arquitectos japoneses tuvieron que seleccionar los elementos más indígenas del diseño.
Así que retomaron el estilo de techos de ciprés para dejar atrás los de azulejo de cerámica. Así como tablas de madera fueron puestas como piso, un área de adoración fue puesta delante del santuario mayor para el laicado.
El Hōōdō (El Recibidor del Fénix, completado en 1053) en Byodoin, un templo de Uji en el sudeste de Kioto, es uno de los ejemplos más importantes de recibidores Fujiwara Amida que consisten en una estructura principal de forma rectangular flanqueada por dos pasillos en forma de "L" y un pasillo de cola, sistema del ala en el borde de una charca artificial grande. Dentro de, una sola imagen de oro de Amida (circa 1053) está instalada en una alta plataforma. La escultura de Amida fue ejecutada por Jocho, que utilizó un canon nuevo de las proporciones y de una nueva técnica (yosegi), en las cuales los pedazos múltiples de madera se tallan hacia fuera como cáscaras y se ensamblan en el interior. Se aplican a las paredes del pasillo las tallas pequeñas de la relevación de lo celestial, el anfitrión creía tener la compañía de Amida para cuando él descendiera al paraíso occidental para que se recolectaran sus almas de creyentes en el momento de la muerte y para transportarlos en flores del loto al paraíso. Las pinturas Raigo (provenientes del Buda Amida) en las puertas de madera del Ho-o-do son un ejemplo temprano de Yamato-e, pintura de estilo Japonés, porque contienen representaciones del paisaje alrededor de Kyoto.

Kamakura:


En este periodo hubo otro desarrollo principal que era la ceremonia del te y la casa en la cual fue sostenido. A la casa estilo so-an se entra mediante una puerta muy pequeña. Sin importar el rango de cada uno, la entrada sólo puede hacerse arrastrándose hacia el interior. Así, desde el principio se abole la jerarquía y los participantes a la ceremonia se hacen simbólicamente iguales.
La estructura no tiene ventanas con bellas vistas. El chado o camino del té es el centro de atención. La luz se controla mediante el uso de pequeñas ventanas ubicadas de tal manera que los utensilios de la ceremonia se muestren de la forma más agradable posible.
El tatami (alfombrilla de paja de aproximadamente un metro de ancho por dos de largo y cinco centímetros de grosor) determina el tamaño final de la estructura. Las casas de té son típicamente de 1 a 12 tatamis de tamaño. Estas alfombrillas se separan del suelo en una distancia de 45 a 50 cm, que sirve para mantener la estructura fresca en verano y templada en invierno. Incluso la disposición de los tatamis sigue un estricto protocolo. Nunca se deben poner de manera que las cuatro esquinas se encuentren. Durante los días de los samurai, este patrón "en cruz" creado por la interesección de cuatro tatamis crearía puntos débiles, un lugar que permitiría fácilmente la inserción de un cuchillo desde debajo del suelo.
En todos los salones de té encontrarás un poste de madera que es un tronco de árbol. Este poste no tiene una función estructural y no está ubicado en el centro de la habitación. El origen de este poste puede encontrarse en uno de los más antiguos templos shintoístas en Izumo, que tenía postes sagrados como parte de su arquitectura.
El espacio en la casa de té se mantiene deliberadamente sencillo para no distraer al anfitrión o al invitado de los elementos que sirven como centro. Arreglos florales conocidos como chabana se sitúan artísticamente para que estén iluminados y se vean de la forma más atractiva posible. El espíritu del arte del chabana es crear arreglos que reflejen la forma en que se verían en su entorno natural utilizando el menor número posible de elementos para alcanzar ese objetivo. Se utilizan flores que viven durante sólo un día para subrayar la importancia de esa ceremonia del té en particular.
En la decoración tradicional de la casa de té también se incluye uno o más rollos bien situados. Estos rollos pueden ser escénicos o simplemente ilustrar los símbolos de WA, KEI, SEI y JAKU.
Como os habéis dado cuenta, me he parado un poco más en la descripción de la casa del té porque me parece unos de los rituales más maravillosos que se pueden dar, y todo su conjunto (ritual, estancia, decoración, etc.) tiene una armonía que invade los sentidos, digna de experimentar alguna vez en la vida.

Azuchi-Momoyama / Sengoku:

Castillo Fukashi
Esta época destaca por dos nuevas formas arquitectónicas provenientes del cima militarista que se vivía entonces. El castillo, una de estas nuevas formas avanzaba como una estructura defensiva construida como casa de señor feudal. La otra forma era el llamado Shoin, pasillo de recepción y área de estudio privado diseñada para reflejar las relaciones de señor y vasallo dentro de la sociedad feudal. Un buen ejemplo de este tipo de arquitectura lo podemos encontrar en el castillo de Himeji, o como vulgarmente se conoce, castillo de garza blanco, con sus azoteas de encorvadura y su complejo de tres torres subsidiarias alrededor del thensu principal.
En las siguientes entradas, tal como he dicho al principio, hablaremos de la arquitectura contemporánea de Japón y sus arquitectos, terminando, claro está, la andadura histórica que hemos comenzado y que en esta entrada se nos a alargado un poco ;-).
Ya sabéis que cualquier duda relacionada con los temas que en este blog mostramos, así como cualquier otra información sobre realización de proyectos, certificaciones energéticas, y todo lo relacionado con la arquitectura, poneros en contacto en info@konstruarto.com 
Hasta la próxima.....